Espacio publicitario
Índices climáticos: ¿están recibiendo más atención?
Artículos

Índices climáticos: ¿están recibiendo más atención?

Imagen del autor

12 JUL, 2023

Por Álvaro Antón Luna de abrdn

featured
Comparte
LinkedInLinkedIn
TwitterTwitter
MailMail

Los índices climáticos están recibiendo cada vez más atención de los inversores debido a los compromisos de cero emisiones netas. Recientemente publicamos un análisis sobre las implicaciones prácticas de estos índices, que ofrece cierta orientación sobre cómo los gestores de activos deberían abordar algunos de los desafíos de los inversores.

Los índices de referencia se utilizan para evaluar el rendimiento y, a menudo, reflejan un universo de inversión. Debido a esto, están vinculados a conceptos de deber fiduciario. Reconocemos que muchos clientes quieren alinear sus activos con un objetivo de sostenibilidad. Por lo tanto, la elección, el diseño y el objetivo de un índice de referencia deben ir de la mano de sus objetivos de inversión.

Si bien los índices de referencia tradicionales tienen resultados muy similares entre los diferentes proveedores de índices, los índices climáticos no son todos iguales y pueden producir resultados diferentes entre sí, a pesar de tener objetivos similares. Esto plantea problemas en torno a la posibilidad de que aparezcan consecuencias no deseadas. Por ejemplo, es común que los índices de referencia climáticos sobreponderen sectores como la tecnología y el sector inmobiliario. Sin embargo, los resultados para estas industrias no son consistentes entre los proveedores de índices. Por ello, es importante que los gestores evalúen si estos resultados están previstos y alineados con los objetivos de sostenibilidad e inversión de sus clientes.

También encontramos variaciones en los resultados al evaluar los índices de referencia regionales del mismo proveedor. Son varios los factores que alimentan estas variaciones, como las diferencias en la cobertura de datos, las metodologías de estimación, la implementación de métricas climáticas y su uso de la optimización de índices o sesgos.

Los inversores, así como los gestores, deben contar con un proceso para abordar las compensaciones cuando se dirigen a objetivos duales. Para hacer frente a esto, los inversores deben definir claramente tres objetivos para una estrategia relacionada con:

  • Sostenibilidad
  • Riesgo y rentabilidad
  • Costes

Los gestores deben ayudar a los inversores a evaluar posibles compensaciones. Los inversores, por otro lado, también deben tener claro si su objetivo de inversión es ofrecer un perfil de riesgo-rendimiento similar al índice de referencia matriz o capturar el riesgo-rendimiento de un tema de sostenibilidad específico. Esto ayudará a determinar el apetito de un inversor por el riesgo activo frente al índice de referencia matriz y a priorizar los objetivos.

Doble objetivo: las soluciones climáticas no siempre son bajas en carbono

Es común que los inversores se centren en inversiones que tengan una menor intensidad de carbono y una mayor proporción de soluciones climáticas. Sin embargo, estos objetivos no son necesariamente compatibles. Para producir soluciones bajas en carbono y construir infraestructuras bajas en carbono las emisiones son inevitables. Como se muestra en la siguiente tabla, los sectores con los mayores ingresos verdes (GR) también pueden ser los que son más intensivos en emisiones.

Existen fortalezas y debilidades en la aplicación de los objetivos de soluciones climáticas y de carbono. Lo que es crítico es que los gestores e inversores evalúen si el diseño del índice de referencia se alinea con el resultado previsto.

Los índices de referencia tradicionales no reflejan perfectamente la economía real

Los índices de referencia climáticos están anclados a sus índices de referencia principales como punto de partida. Sin embargo, la composición inicial de un índice tradicional rara vez refleja la economía real y diferirá de una región a otra. Por ejemplo, el FTSE 100 tiene un sesgo hacia el sector energético con una ponderación del 12,81%, pero con una concentración muy alta y con solo dos compañías energéticas (1). Algo muy diferente, por ejemplo, a la composición del S&P 500, que está más sesgado por la tecnología. La aplicación de los mismos objetivos climáticos a ambos mercados tendrá diversas implicaciones para los resultados de inversión, como el tracking error y las concentraciones en acciones y sectores.

Traducir la alineación a los objetivos de París a índices de referencia

Otra cuestión que considerar es cómo evolucionará el índice de referencia principal con el tiempo. Inevitablemente, la composición sectorial y de valores cambiará. Además, los índices climáticos de la Unión Europea definen las trayectorias de alineación con los objetivos de París como una descarbonización anual del 7%, pero en la práctica, una vía de descarbonización alineada con París puede variar con el tiempo. Utilizando los escenarios del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), las tasas de descarbonización hasta 2030 que limitan el calentamiento a 1.5 ° C varían considerablemente, y todos estos escenarios utilizarán supuestos muy diferentes para los costes de la tecnología, las políticas y otros factores socioeconómicos.

Por todo esto, pensamos que los inversores deben considerar el escenario más probable, cómo se relaciona ese escenario con el índice de referencia matriz y cómo la vía de descarbonización elegida cumplirá sus objetivos climáticos y de inversión.

Soluciones a tener en cuenta para inversores y gestores de activos

Los inversores y los gestores de activos deben acordar objetivos claros.

  1. Definir claramente los objetivos financieros y de sostenibilidad de una estrategia.
  2. Evaluar si estos objetivos vienen con posibles compensaciones y comprender su magnitud.
  3. Someter a examen los objetivos y las compensaciones de forma objetiva y asegúrese de que la construcción de los índices de referencia cumple con los criterios que se describen a continuación:
  • Control para múltiples métricas de carbono.
  • Adoptar un enfoque activo para evaluar la disponibilidad, calidad y materialidad de los datos de sostenibilidad.
  • Control de consecuencias no deseadas, de múltiples métricas de carbono y de concentraciones por sectores, países, estilos y existencias.
  • Probar las implicaciones de varias estrategias de reequilibrio para equilibrar los costes de transacción con el impacto de grandes volúmenes de negocios únicos.
  • Integrar el compromiso corporativo activo para apoyar la descarbonización en el mundo real.
Espacio publicitario