Espacio publicitario
Qué esperar de los datos sobre empleo de Estados Unidos
Artículos

Qué esperar de los datos sobre empleo de Estados Unidos

Dado que la Fed no deja de insistir en su dependencia de los datos, el mercado está muy atento a cada una de las publicaciones económicas.
Imagen del autor

16 SEPT, 2023

Por Natixis Investment Managers

featured
Comparte
LinkedInLinkedIn
TwitterTwitter
MailMail

Por Jack Janasiewicz de Natixis IM.

Todas las miradas estarán puestas en el informe de empleo de este viernes en Estados Unidos. Dado que la Reserva Federal de EE.UU. no deja de insistir en su dependencia de los datos como fuerza impulsora de futuras subidas de tasas, el mercado está muy atento a todas y cada una de las publicaciones económicas relacionadas con el empleo y la inflación.

El componente más importante de las nóminas será el de los salarios, donde cualquier signo de rigidez provocará una mayor consternación sobre la necesidad de nuevas subidas de tasas para enfriar el frente laboral. 

Los últimos datos, desde la encuesta de ofertas de empleo de EE.UU. (JOLTS) hasta el informe nacional de empleo de ADP, apuntan a un debilitamiento del mercado laboral. La encuesta JOLTS más reciente mostró que las ofertas de empleo en EE.UU. cayeron a los niveles más bajos en más de dos años. Otro indicador adelantado de ese informe -la tasa de abandonos- cayó al nivel más bajo desde principios de 2021, lo que implica que los estadounidenses confían menos en su capacidad para encontrar otro empleo en el entorno actual. Otros indicios del debilitamiento del mercado laboral. Los detalles del informe ADP también apuntan a una relajación de las presiones salariales, ya que tanto los componentes Job-Stayers como Job-Changers de la publicación alcanzaron niveles no vistos desde el verano de 2021.

Las tendencias recientes de las nóminas apuntan sin duda a un debilitamiento continuado del mercado laboral y los datos complementarios parecen inclinarse en la misma dirección. Seguimos considerando que el mercado laboral continúa normalizándose, con una reducción paulatina de la plantilla en los sectores en los que ha habido escasez y una reducción en los que ha habido exceso.

Al mismo tiempo, los salarios se han ido ajustando en consecuencia, aunque a un ritmo más lento de lo que muchos participantes en el mercado desearían. En cuanto a los datos de las nóminas de agosto, esperamos que continúen las señales de suavización del mercado laboral y, con ellas, las presiones salariales.

Espacio publicitario