Espacio publicitario
Del desconocimiento a la conciencia financiera: el camino de la educación financiera en LATAM
Artículos

Del desconocimiento a la conciencia financiera: el camino de la educación financiera en LATAM

Con motivo de la celebración del Día de la Educación Financiera, hoy analizamos cómo ha ido evolucionando en los últimos 10 años.

16 OCT, 2023

Imagen del autor

Por Constanza Ramos de RankiaPro LATAM

featured
Comparte
LinkedInLinkedIn
TwitterTwitter
MailMail

Sin duda, la última década ha marcado un hito significativo en el panorama financiero de América Latina. A medida que la región ha experimentado transformaciones económicas y sociales, la importancia de la educación financiera se ha elevado a un nivel sin precedentes.

En este artículo, exploraremos el Día de la Educación Financiera que se celebra hoy 2 de octubre y cómo ha evolucionado a lo largo de los años en América Latina. Desde la expansión de la inclusión financiera hasta la adopción de nuevas tecnologías, pasando por la creciente conciencia sobre la importancia de la planificación financiera, este artículo Javiera Borquez, Directora Suplente CFA Society Chile y Gonzalo Rodríguez, jefe de Banca Responsable y Sostenibilidad de Banco Santander, nos entregan su visión al respecto.

Javiera Borquez, Directora Suplente CFA Society Chile

Educación financiera, un aspecto clave

La importancia de la educación financiera es reconocida tanto en organizaciones internacionales -como la OECD, FMI y la ONU- como en instituciones privadas y públicas. Y, es que, a medida que los países y mercados financieros se desarrollan, surge una necesidad fundamental: que la comunidad tenga el conocimiento necesario para manejar sus finanzas personales y tomar decisiones financieras informadas, para así poder beneficiarse de este desarrollo.

Los gobiernos de la OECD reconocieron la importancia de la educación financiera en 2002. Sin embargo, este tema comenzó a discutirse desde mucho antes a nivel mundial; logrando un crecimiento explosivo de citas en libros y papers a fines de los 90’s (en gran parte se citaba el término “educación financiera” por la crisis de 1929). 

Según la Evaluación Internacional de las Competencias de Adultos (PIAAC, por sus siglas en inglés), realizada en 2015, Chile se ubicaba en último lugar de los países OECD, en términos de educación financiera -una de las competencias medidas en la encuesta-.

Por otro lado, el Global Findex, -la primera base de datos mundial sobre inclusión financiera- indica que el porcentaje de la población adulta con cuentas bancarias o en instituciones reguladas aumentó desde 51% en 2011 a 76% en 2021. Para las economías en desarrollo, aumentó desde 42% en 2011 a 71% en 2021. En este caso, Chile aumenta desde 42% en 2011 a 87% en 2021, lo que lo ubica sobre el porcentaje mundial, pero bajo el nivel de países OECD

Sin embargo, a nivel mundial, alrededor de dos tercios de los adultos no bancarizados dijeron que, si abrieran una cuenta en una institución financiera, no podrían usarla sin ayuda. Lo anterior refleja que, si bien hemos avanzado, nos queda un largo camino por recorrer. Para CFA Society Chile es fundamental el foco en educación financiera. Para lo anterior, es necesario seguir trabajando para acortar esta brecha.

Gonzalo Rodríguez, jefe de Banca Responsable y Sostenibilidad de Banco Santander

El contexto nacional y mundial ha hecho que las personas le tomemos más importancia a comprender los  temas financieros. La inflación y crisis económica nos obligan a entender cómo podemos prepararnos mejor  para enfrentar ese tipo de fenómenos. 

Hoy existe un consenso transversal de que la educación financiera es necesaria y relevante, particularmente  en las personas más jóvenes. Distintos organismos, tanto públicos como privados, estamos haciendo esfuerzos  para acercar la educación financiera a la ciudadanía. En esa línea, el Ministerio de Educación incorporó en 2019 conceptos financieros básicos como contenido obligatorio en el curriculum para los estudiantes de  primero medio. Un paso importante si consideramos que Chile tiene niveles deficientes de educación financiera, muy lejos de los deseables si nos comparamos con otros países de la OCDE.  

Desde Santander estamos convencidos de que este tipo de educación es fundamental para el progreso de las  personas, emprendedores y empresas en general. Un pilar muy importante de nuestra estrategia de  sostenibilidad es cómo contribuimos a mejorar la salud financiera de nuestros clientes y de la sociedad. El  primer paso para lograrlo es la educación.  

Conscientes de la necesidad de emparejar esta cancha, es que en Santander creamos “Misión Ahorro”, un  proyecto que busca, mediante el juego y trabajo en equipo, fomentar el hábito del ahorro entre estudiantes de cuarto básico a segundo medio. Este año visitaremos 55 colegios y se verán beneficiados 10.000 niños, niñas y adolescentes. Con todo, no nos quedaremos ahí, porque creemos firmemente que el ahorro es fundamental para tener una mejor salud financiera. Esperamos en una segunda edición recorrer cada rincón  de Chile para promover estos importantes contenidos a más alumnos, esperando además involucrar a sus  familias en su proceso de aprendizaje. 

A pesar de los avances que ha habido en el último tiempo, aún falta mucho por hacer. Es necesario construir una estrategia país que aborde el tema y que no solo tenga como objetivo la entrega de contenidos. El objetivo último tiene que ser lograr el cambio de comportamientos en las personas y que adquieran habilidades para una toma de decisiones responsables.

Espacio publicitario