Espacio publicitario
Lecciones de la Economía Conductual; Amafore 2023
Formación financiera

Lecciones de la Economía Conductual; Amafore 2023

Imagen del autor

7 NOV, 2023

Por Sara Giménez de RankiaPro LATAM

featured
Comparte
LinkedInLinkedIn
TwitterTwitter
MailMail

Durante el encuentro de Amafore 2023, uno de los paneles trataba de Economía Conductual, y fue impartido por Katy Milkman. Ella es profesora de Wharton, Co-Directora de Behavioral Change for good initiative y autora del libro How to change: The science of getting from where you are to where you want to be. También fue comentado por Juan Manuel Valle, Director General de Afore Coppel.

La conferencia comenzó con una encuesta en código QR al público presente en el que debían responder 6 preguntas. La primera de ellas pedía autoevaluar el nivel de conocimiento del sistema actual de pensiones en Mex, mientras que las 5 preguntas restantes evaluaron objetivamente el conocimiento de las personas respecto del sistema para el retiro con preguntas de distinto tipo: rentabilidades obtenidas, montos de cotización, monto administrado por las AFORES, entre otros. Al final de la sesión se evaluaron las respuestas.

¿Cómo impacta la economía conductual en las personas?

La inclusión de economía conductual en la formulación de políticas públicas es bastante reciente. Su importancia y cómo podría ser aplicada en los ahorros pensionales tienen que ver con la disposición de las personas al ahorro y cómo reaccionan a distintos incentivos comunicacionales.

Desde el principio del estudio de Economía Conductual, los expertos se dieron cuenta que las personas no somos optimizadores natos y objetivos por naturaleza, sino que nuestro ambiente nos afecta, por lo que podemos tener errores en nuestro juicio y elecciones (asignación de probabilidades, inclinación hacia cierta decisión por gustos personales, entre otros). Errores que pueden ser predecibles y evitables.

Así la Economía Conductual puede impactar y ayudar a las personas a tomar mejores decisiones, ya sea con el diseño de opciones, la entrega de la información, elección de momentos adecuados, entre otros. Esta ciencia se está aplicando a distintos tópicos pero por supuesto también aplica a decisiones de ahorro a Largo Plazo.

Los seres humanos tenemos una inclinación hacia el presente, Present Bias, que ha sido ampliamente estudiado que implica una tendencia a preocuparse más por cualquier aspecto que lo aqueja o que está presente hoy que sobre algún otro tema del futuro. Sin considerar el riesgo, las personas hacemos un trade-off entre tener ahora o tener mañana, así sub-valoramos cualquier cosa por la cual se tenga que esperar. Esto se aplica a todo tipo de decisiones: alimentación, ejercicio, consumo, etc. Se puede usar este Present Bias a través de dejar que las personas tomen decisiones que hoy serían difíciles de tomar o no hacer cosas que no quieren hacer hoy y dejar esa decisión o acción para más adelante pero de manera concreta (fecha. acción concreta a realizar).

Otro tema que es relevante para motivar a las personas a cumplir objetivos, de ahorro u otro aspecto, es poner objetivos alcanzables y dividir un gran objetivo en pequeños objetivos que luzcan más logrables. Por ejemplo, una meta de hrs de trabajo semestrales o cantidad total de hrs de entrenamiento anuales, se sienten mucho más alcanzables si se dividen al mes o a la semana. Así, la comunicación o la forma en que se entrega la información a las personas puede impactar significativamente en su disposición y realización de ahorro para su futuro.

Adicionalmente, para mejorar la respuesta de las personas a tener y mantener un ahorro para su futuro, se puede considerar que, en general, las personas tienen a ajustarse a un benchmark. Así, si un grupo de personas con las que se identifica un individuo tiene cierto comportamiento, lo más probable es que el individuo también adopte ese comportamiento. Por lo que en un grupo de personas con características comunes, se pueden buscar patrones para incentivar el ahorro dando a conocer dichos patrones e incentivando las buenas prácticas. Aunque se debe tener cuidado con las variables porque algunos experimentos no han dado los resultados que se esperaban cuando se trata de servicios financieros.

Respecto de la encuesta del principio, en términos generales, las personas sobre-valoraron su conocimiento del sistema de pensiones pues el porcentaje de respuestas acertadas fue menor que el porcentaje de autopercepción del nivel de conocimiento que los asistentes creyeron tener. Lo que comprueba que muchas veces las personas tendemos a sub o sobre valorar aspectos de acuerdo al ambiente, contexto y en relativo, lo que no es necesariamente lo más objetivo.

Espacio publicitario