Espacio publicitario
Cómo cuantificar el impacto de las empresas en la naturaleza
Artículos

Cómo cuantificar el impacto de las empresas en la naturaleza

Imagen del autor

29 AGO, 2023

Por Pictet Asset Management

featured
Comparte
LinkedInLinkedIn
TwitterTwitter
MailMail

Psychropotes longicauda es un pepino de mar en forma de plátano a medio pelar. Vive a 5.000 metros bajo la superficie del océano. Esta extraña criatura marina es una de miles de nuevas especies que se descubiertas los últimos años, gracias a los avances en tecnología. Sin embargo, a pesar de que los científicos han mejorado nuestra comprensión de la biosfera, gran parte de la diversidad biológica del planeta sigue siendo "materia oscura", poco comprendida y no clasificada.

El caso es que las emisiones de carbono constituyen la mayor parte de los informes ambientales de las empresas, pero ofrecen una evaluación incompleta del impacto en el medio ambiente. Por ejemplo, la ONU estima que la incorporación de soluciones basadas en la naturaleza, como la restauración de arrecifes de coral y uso de materiales de origen natural en edificios, puede producir 13 veces más reducciones de emisiones de CO2 que la electrificación de vehículos.

Afortunadamente el Marco Mundial de Biodiversidad de diciembre de 2022 es un importante hito. Firmado por casi 200 países, marca objetivos que requieren que las grandes empresas e instituciones financieras sigan y divulguen su impacto en la naturaleza y riesgos por pérdida de biodiversidad. Aplicará a toda la cadena de valor de la empresa y para las instituciones financieras a sus inversiones. Por su parte, Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con la Naturaleza, que representa a instituciones financieras y empresas con 20 billones de dólares en activos, lanzará un nuevo conjunto de estándares de evaluación y divulgación de riesgos. Debe facilitar a las empresas a alinearse y dirigir capital hacia actividades de impacto positivo. Otra iniciativa es de International Sustainability Standards Board, estándar global para la divulgación de información empresarial de sostenibilidad, en proceso de incorporar la biodiversidad a los informes de riesgo climático.

Earth Systems Impact

Sin embargo, estos enfoques, de “arriba a abajo”, no pueden por sí mismos abordar el problema de la biodiversidad. Hay que tener en cuenta que es difícil obtener datos precisos. Para superar este desafío, la comunidad científica ha establecido programas de investigación con bancos, gestoras y propietarios de activos. Se trata de desarrollar conjuntos de datos que puedan proporcionar una imagen más clara de la relación entre la actividad económica y naturaleza. Un ejemplo es la métrica Earth Systems Impact, prototipo desarrollado por investigadores de la Real Academia de Ciencias de Suecia bajo el programa Finance to Revive Biodiversity (Fin Bio). Además de cambio climático, tiene en cuenta impactos en el agua y uso de la tierra, que también son dimensiones del Marco de Límites Planetarios de Stockholm Resilience Centre.

Límites planetarios, ciclo de vida, evaluación regionalizada y diálogo

Por nuestra parte, para cuantificar la pérdida de especies atribuible a las empresas, empleamos este marco de límites planetarios junto con el análisis del ciclo de vida y la evaluación de impacto regionalizada. Partimos de que la pérdida de biodiversidad actual es diez a cien veces mayor de lo que el marco estima sostenible. Medimos los impactos directos e indirectos de las actividades, productos y servicios de una empresa en toda la cadena de valor, lo que nos permite identificar las de menor impacto. Además, tenemos en cuenta que la producción de bienes y servicios está fragmentada en países e industrias. Es el caso de la minería, industria que proporciona metales cruciales para muchas tecnologías destinadas al objetivo cero emisiones netas de gases de efecto invernadero, como el níquel, pero a un alto precio para los hábitats naturales. Su impacto ambiental directo es grande debido a la ubicación de las operaciones. El impacto es menor en regiones donde la diversidad de especies es baja que en áreas ricas en flora y fauna. Es la evaluación de impacto regionalizada, un enfoque relativamente novedoso, cada vez más recomendado por los científicos. 

En cualquier caso es mejor invertir en proveedores de soluciones innovadoras, que realmente están impulsando esta transición, que tratar de elegir las mejores empresas en su clase. Un ejemplo en el segmento de regeneración es la empresa Weyerhaeuser, que posee 12.400.000 acres de bosques en EE.UU. La madera proviene de la naturaleza, es almacén de carbono y se degrada en la misma naturaleza. Sus productos de madera ofrecen alternativas a materiales como cemento y acero.

El diálogo es clave para un impacto real

A esto se añade que el diálogo con las empresas y sus proveedores resulta ser una poderosa palanca para mitigar impactos negativos, gestionar riesgos e incorporar prácticas más sostenibles y regenerativas para la naturaleza. Ha demostrado ser clave para un impacto real. Quizá la iniciativa más conocida es Climate Action 100+, consorcio de redes de inversores y organizaciones sin ánimo de lucro e intergubernamentales destinada a persuadir a los mayores emisores de gases de efecto invernadero a alinearse con los objetivos del Acuerdo de París sobre cambio climático. También es el caso del programa MISTRA Finance to Revive Biodiversity que investiga cómo el sector financiero puede contribuir a una economía positiva con la naturaleza.

Espacio publicitario