Espacio publicitario
Es el momento de invertir en deuda corporativa de alta calidad
Perspectivas de mercado

Es el momento de invertir en deuda corporativa de alta calidad

Imagen del autor

7 NOV, 2023

Por Generali Investments

featured
Comparte
LinkedInLinkedIn
TwitterTwitter
MailMail

La normalización de los tipos de interés y una inflación más persistente de lo esperado han hecho que la renta fija resulte más competitiva que la renta variable por primera vez en 15 años. Sin embargo, a medida que se alarga la sombra de la ralentización económica, una buena selección del crédito se hace más importante que nunca. Para arrojar algo de luz sobre esta cuestión, Simon Thorp, CIO Crédito corporativo de Aperture Investors, nos explica cómo está gestionando la incertidumbre macroeconómica, dónde ve oportunidades y cómo evitar los escollos.

Estamos cerca de un punto crítico para el crédito mundial

Una de las primeras sorpresas que nos deparó 2023 fue la resiliencia de los mercados desarrollados. Esta fortaleza imprevista dio alas a un repunte durante los nueve primeros meses del año, sobre todo en los segmentos más débiles del crédito.

Sin embargo, el efecto combinado de las continuas alzas de tipos y el desfase temporal desde la primera subida han llevado a muchas economías a un punto crítico. Creemos que el repunte de 2023 podría diluirse con bastante rapidez. No hay que perder de vista un paralelismo reciente en los mercados de renta variable, donde los valores europeos han perdido en apenas siete semanas el 50% de lo que habían ganado a lo largo del año, tal y como ilustra el índice Euro Stoxx 50. A la fecha de este artículo, el crédito con grado de inversión se ha deslizado hacia territorio negativo, mientras la deuda de alto rendimiento ha cedido aproximadamente el 40% de sus ganancias del año.

En los últimos dos o tres meses vemos una mayor dispersión de diferenciales, lo que nos parece un dato interesante, y pensamos que tendrá continuidad de cara al futuro.

A medida que evolucione el panorama, pensamos que se producirán cambios en una serie de sectores. Los sectores procíclicos, como la industria química, la de materiales de construcción, la venta minorista y el sector del automóvil, se enfrentarán a desafíos. Por el contrario, los sectores que son históricamente defensivos durante los mercados bajistas, como el financiero, la energía, la tecnología, los medios de comunicación y las telecomunicaciones, el juego y la sanidad, tienen potencial para ofrecer oportunidades de alfa llamativamente convexas.

En el horizonte se vislumbra un importante muro de vencimientos para los sectores de alto rendimiento y préstamos apalancados, que se extenderá de 2024 a 2026. El coste del capital se ha disparado hasta unos niveles que podrían plantearles dificultades, sobre todo para las empresas con una posición financiera más endeble. En nuestra opinión, todo ello podría abrir en 2024 interesantes oportunidades de crédito mundial a corto y largo plazo.

Si las condiciones macroeconómicas se deterioran con respecto a los niveles actuales, los ingresos de las empresas podrían verse afectados. La liquidez podría secarse y volverse muy selectiva. Las tasas de impago ya están aumentando en Estados Unidos (cerca del 5% frente a menos del 2% en 2022). Los diferenciales del crédito están empezando a tener en cuenta esta dinámica.

En nuestra opinión, los niveles de rendimiento absoluto del crédito con grado de inversión y de alto rendimiento siguen siendo atractivos, y existe margen para que lo sean aún más. Sin embargo, en términos históricos, los diferenciales de crédito siguen estando llamativamente ajustados. Para alinearse con los niveles históricos y tener en cuenta los crecientes niveles de impago en Estados Unidos —que podrían situarse en el 8-10%—, pensamos que los diferenciales tendrían que ampliarse unos 200 puntos básicos para reflejar el «valor razonable» de la deuda.

Es poco probable que los bancos centrales rescaten a los mercados; de hecho, puede que ni siquiera tengan capacidad para ello. Ni pueden rebajar los tipos, porque avivarían una inflación ya de por sí persistente, ni pueden dar estímulos, porque los niveles de deuda soberana con respecto al PIB son demasiado altos. Por ello, adoptar posiciones defensivas en el crédito mundial de cara al futuro previsible nos parece lo más prudente.

Es evidente que los recientes acontecimientos en Oriente Medio se suman a los vientos en contra geopolíticos a los que ya se enfrentan los mercados. Como ocurre con cualquier conflicto militar, la incertidumbre se acentúa. En el momento de redactar este informe, los mercados han reaccionado con calma y lógica. Creemos que cualquier escalada se manifestará inicialmente a través de los mercados de energía, divisas y deuda pública, con caídas coincidentes en la renta variable y ampliación de los diferenciales de crédito. Con una estrategia ya defensiva, no prevemos hacer muchos cambios, aunque podríamos añadir oportunistamente opciones de venta OTM si la volatilidad disminuye.

Información importante

Esta comunicación corporativa está relacionada con Generali Investments Partners S.p.A Società di gestione del risparmio y no es una comunicación de marketing relacionada con un Fondo, un producto de inversión o servicios de inversión en su país. Esta comunicación corporativa está destinada únicamente a Inversores profesionales en el sentido de la Directiva relativa a los mercados de instrumentos financieros 2014/65/UE (“MiFID”) en Italia, Francia, Luxemburgo, Alemania, España y Austria. Este documento no está destinado a inversores minoristas, ni a US Persons, según se definen en el Reglamento S de la Ley de Valores de Estados Unidos de 1933, en su versión modificada. Esta comunicación corporativa no pretende proporcionar asesoramiento en materia de inversión, fiscal, contable, profesional o jurídico. Cualquier opinión o previsión proporcionada se refiere a la fecha especificada, puede cambiar sin previo aviso, no predice resultados futuros y no constituye una recomendación u oferta de ningún producto o servicio de inversión. Esta comunicación corporativa ha sido emitida por Generali Investments Partners S.p.A Società di gestione del risparmio. Generali Investments Partners S.p.A. Società di gestione del risparmio está autorizada como sociedad italiana de gestión de activos, regulada por el Banco de Italia - Via Niccolò Machiavelli 4, Trieste, 34132, Italia - CM: 15376 - LEI: 549300DDG9IDTO0X8E20. Aperture Investors UK Ltd está autorizada como Gestora de Inversiones en el Reino Unido, regulada por la Financial Conduct Authority (FCA) - 135-137 New Bond Street, Londres W1S 2TQ, Reino Unido - UK. Referencia FCA: 846073 - LEI: 549300SYTE7FKXY57D44.

Aperture Investors, LLC está autorizada como asesor de inversiones registrado en la U.S. Securities and Exchange Commission (“SEC”), que posee en su totalidad Aperture Investors UK, Ltd, denominada en conjunto “Aperture”. Todos los datos utilizados en este documento, salvo que se indique lo contrario, han sido facilitados por Generali Investments Partners S.p.A. Società di gestione del risparmio. Esta comunicación corporativa y su contenido no pueden ser reproducidos o distribuidos, total o parcialmente, sin el consentimiento expreso y por escrito de Generali Investments Partners S.p.A. Società di gestione del risparmio.

Espacio publicitario