Espacio publicitario
¿Qué es el Private Equity?
Formación financiera

¿Qué es el Private Equity?

En los últimos años hemos sido testigos de un notable crecimiento de las inversiones alternativas en el ámbito nacional, en concreto en Private Equity.
Imagen del autor

23 ENE, 2024

Por Leticia Rial de RankiaPro

featured
Comparte
LinkedInLinkedIn
TwitterTwitter
MailMail

En el ámbito de las inversiones alternativas, una estrategia destacada es el Private Equity, una modalidad que consiste en aportar recursos financieros a una empresa (generalmente no cotizada, aunque en ocasiones también puede tratarse de compañías cotizadas) durante un periodo determinado y, a cambio, obtener una participación de dicha empresa, de la cual se espera un alto crecimiento.

La premisa central es realizar inversiones especializadas a largo plazo en compañías de diversos tamaños, abarcando desde pequeñas hasta grandes empresas, con la meta de impulsar su crecimiento, fortalecerlas y optimizar su rentabilidad. Los gestores participan activamente en la gestión de la empresa en la que han invertido durante muchos años. Esta empresa se denomina empresa en cartera.

Los gestores de capital riesgo captan fondos de inversión de diversas fuentes, incluidos inversores institucionales como fondos de pensiones, grupos aseguradores y fondos soberanos, así como inversores privados. Cuando llega el momento oportuno, los gestores de capital riesgo venden las participaciones de sus fondos.

quote

"Los gestores de capital riesgo creen que mantener una empresa en manos privadas les permite centrarse en introducir cambios positivos y duraderos en el negocio, en lugar de satisfacer las demandas a corto plazo de los mercados bursátiles y los accionistas".

Invest Europe, asociación de capital privado

¿Qué ventajas ofrece el Private Equity?

El Private Equity ha experimentado un crecimiento significativo en los últimos años y esto se debe, en parte, a la creciente tendencia hacia las inversiones alternativas. Los inversores están buscando oportunidades más allá de los activos tradicionales, como acciones y bonos, en busca de rendimientos atractivos. La descorrelación con los activos tradicionales es un factor clavees decir, los rendimientos de las inversiones en Private Equity no están tan vinculados a los movimientos del mercado de valores o de la renta fija, lo que puede proporcionar una diversificación efectiva en la cartera de un inversor y reducir la exposición a la volatilidad del mercado.

El Private Equity se presenta como una opción atractiva en este contexto, ya que permite a los inversores participar en el crecimiento y desarrollo de empresas no cotizadas en bolsa, con el objetivo de obtener beneficios significativos a largo plazo.

Riesgos a tener en cuenta al invertir en Private Equity

Es importante destacar que las inversiones en Private Equity conllevan riesgos y desafíos, ya que la liquidez puede ser limitada y la rentabilidad a menudo requiere un horizonte de inversión a largo plazo. Además, el éxito de estas inversiones depende en gran medida de la habilidad de las entidades de Private Equity para identificar y gestionar eficientemente oportunidades de inversión.

También, es crucial considerar que invertir en Private Equity generalmente requiere una inversión inicial elevada. Por ello, dada su complejidad, es esencial realizar un análisis profesional antes de adentrarse en este tipo de inversiones.

Espacio publicitario